Se acaba el año lectivo en apenas 15 días y la que se nos avecina no es pequeña, entregas de trabajos , exámenes teóricos, prácticos y todo ello condensado en 4 días, solo cuatro días, en ese pequeño espacio de tiempo nos jugamos el promocionar para el año que viene o no.

El agobio y el estrés se nos marca en las venas de la cabeza de manera que hay días que parece que nos va a explotar pero es lo que toca 15 días cada cierto tiempo en el que debemos dejarnos la piel en terreno de juego de las aulas y luego disfrutar de la libertad de estar al rededor de 3 meses disfrutando de la playa, los helados, las noches veraniegas y las cervezas de los chiringuitos a pie de costa.

Último empujón amigos y compañeros, esto ya se acaba y al fin dejaré de veros la cara tooodos los días de lunes a viernes 🙂

 

FUERZA Y AL TORO!!